jueves, 21 de febrero de 2013

DEUDAS DE SUEÑO



Así se llama al desfase que hay entre el tiempo que estamos durmiendo y el tiempo que deberíamos dedicar a este aspecto tan importante para nuestra salud.

A este respecto, el psiquiatra William C. Dement afirma que las horas que quitamos a nuestro sueño para intentar tener un día más productivo se van acumulando, y esto tiene un efecto en la vista y en nuestra capacidad para recordar las cosas. Con el tiempo, esta deficiencia en el sueño favorece enfermedades como la obesidad y enfermedades cardíacas.
En este artículo ¿Cuántas horas debo dormir? ya hablé de cuánto es el tiempo que debemos dedicar a algo tan importante para nuestra salud como el sueño.

Hay dos tipos de deudas de sueño:

1) La privación parcial del sueño: se produce cuando una persona duerme muy poco durante varios días o semanas.
2) La privación total de sueño: se produce cuando la persona se mantiene despierta durante días.

¿Durante cuánto tiempo puede permanecer una persona sin dormir?

La respuesta fácil a esta pregunta es de 264 horas (unos 11 días). En 1965, Randy Gardner, un estudiante de 17 años estableció este aparente récord mundial para una feria de ciencias.
Otras personas se han mantenido despiertas entre ocho y 10 días en experimentos cuidadosamente controlados. Ninguno de estos individuos experimentaron graves problemas médicos, neurológicos, fisiológicos o psiquiátricos. Sin embargo, todos ellos mostraron déficit progresivo y significativo en la concentración, la motivación, la percepción y otros procesos mentales.
Existen otros registros anecdóticos como aquellos que describen a los soldados que permanecen despiertos durante cuatro días en una batalla.
La revista National Geographic ha informado que las exigencias del trabajo, las actividades sociales y la disponibilidad de nuevas formas de entretenimiento en el hogar durante las 24 horas (como el acceso a Internet) han hecho que la gente duerma menos ahora que en tiempos pasados. La mayoría de los adultos en los EE.UU. duermen una media de una hora menos que el promedio de sueño de hace 40 años.


Publicado en la Pag. web Superacion Personal en Facebook

Publicar un comentario